viernes, 16 de junio de 2017

POLICRÓNICA

  Montaje…Nuevamente la policía estatal, comete errores, realiza montaje, altera la escena de los hechos y violenta el protocolo de aseguramiento de personas, armamento y vehículos, por lo que podrían enfrentar otra demanda como el caso Tixtla en donde asesinaron a un licenciado, en tanto el vo-cero improvisa e inventa sucesos.

El pasado martes 13 cabalístico después de las 17:40 horas se tuvo el reporte de disparos de arma de fuego en la colonia Rodolfo Neri Vela, ubicada en las inmediaciones de Lomas de San Mateo, al oriente de Chilpancingo. Las primeras versiones de algunos vecinos del lugar aseguran que antes de que las autoridades llegaran, se escucharon varias detonaciones de arma de fuego y personas armadas salieron de la vivienda y corrieron con rumbo desconocido. Al lugar de los hechos, arribaron elementos de la Policía Municipal a bordo de dos patrullas y realizaron un recorrido, pero de repente escucharon dos detonaciones de arma de fuego, por lo que se dirigieron al punto de donde habían disparado. Al llegar oyeron gritos y chiflidos dentro de una vivienda de dos pisos, por lo que los agentes de la Policía Municipal descendieron de sus patrullas y avanzaron por un camino. Dentro de la vivienda se escuchó otro disparo y de inmediato, los uniformados se prepararon para un enfrentamiento cortando cartucho. Avanzaron hacia la casa y segundos después, elementos de la Policía Ministerial del Grupo Especial de Reacción Inmediata (GERI), llegaron en apoyo y rodearon el inmueble para después entrar, localizando a cinco personas amordazadas que presuntamente estaban secuestradas. Minutos después, también arribaron varias unidades de la Policía Estatal y de la Unidad de Fuerzas Especiales de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado. Por ser mayoría, los agentes estatales tomaron el control de la operación, adjudicándose la liberación de las personas. En la que cometieron el primer error, porque no llamaron a los paramédicos de la Cruz Roja o Protección Civil para que revisaran su estado de salud de las cinco personas que fueron sacadas del inmueble, ya que presentaban golpes en el cuerpo, tenían cuerdas en las manos y, algunos de ellos vendados del rostro. En el caso de las dos mujeres gritaban, afirmando que estaban secuestradas y los tres hombres arrestados en condiciones deplorables, pese a ello, no fueron atendidos médicamente como lo exige el protocolo de seguridad, y luego fueron subidos a una patrulla de la Policía Ministerial, pero al parecer la Policía del Estado les pidió que los bajaran y los volvieran a llevar a donde se encontraba en el domicilio, mientras que la zona ya estaba acordonada. Cometieron otro error las fuerzas policiacas municipales y estatales, en la que al parecer no llegaron federal ni militares, sin la presencia de agentes del Ministerio Público del Fuero Común, entraron a la vivienda los policías  estatales,  cuando se supone que lo primero debieron haber resguardado la escena de los hechos violentos, pero ocurrió todo lo contrario. Sin cubrir los protocolos los uniformados salieron del inmueble con al menos dos armas largas aseguradas, pero se le cayeron al elemento que las portaba, sin ningún tipo de protección (guantes) en las manos. Hasta después acudieron al lugar peritos de la Fiscalía General del Estado (FGE) y el agente del Ministerio Público en turno, quienes ingresaron a la zona, pero los policías estatales les negaron el acceso a la vivienda para realizar las diligencias correspondientes. Desde ese momento, ya había la perversa intención de hacer un montaje, y la estatal adjudicándose el “éxito”, por ello la zona estuvo acordonada y resguardada por los elementos policiacos hasta después de las 21:30 horas, sin dejar pasar vehículos ni personas a pie, ni si quiera a los vecinos de la zona. Minutos después, y sin previa revisión médica, a pesar de que algunas de las cinco personas aseguradas, al momento de sacarlas del domicilio tenían cuerdas atadas en las manos y presentaban golpes, las autoridades las acusaron de los responsables del arsenal, sin hacer mayor investigación. Las cinco personas fueron trasladadas a bordo de patrullas de la Policía Estatal a las instalaciones de las autoridades correspondientes. La versión inicial  fue que dentro de la supuesta “casa de seguridad”, aparte de las cinco personas aseguradas fueron localizadas al menos siete armas de alto poder; cinco de calibre 7.62x39 de AK-47, un G-3 y un Barret, conocido como como calibre 50, así como municiones y granadas de fragmentación. Al principio ninguna autoridad reconoció el supuesto enfrentamiento entre policías y maleantes, sino que fue entre personas civiles armadas, por lo tanto la casa de seguridad fue localizada de pura casualidad, ya que uno de los dos grupos delincuenciales dispararon contra los ocupantes de la vivienda de dos pisos. Hasta aquí  parecía estar todo bajo control, y cubriendo los mínimos elementos de protocolos para estos hechos delictivos, pero comenzaron a surgir versiones de los mismos familiares de las cinco personas de que habían sido secuestradas desde el domingo 11 de junio, los habían buscado por todos lados, pero sin éxito. De las cinco, una confirmó con elementos en mano que el joven Edwin de 19 años de edad, no solo había si reportado como desaparecido, sino hasta se hizo la denuncia formal ante la Agencia del Ministerio Público del Fuero Común y ante la desesperación de la familia, también difundieron en la red social facebook su foto y petición de auxilio para que los ciudadanos ayudaran a dar con su paradero. Ahora la familia tendrá que demostrar que Edwin, no es delincuente como lo pretende hacer los policías para justificar su inútil trabajo, sino que estaba secuestrado en una casa de seguridad. Nuevamente el vocero del Grupo de Coordinación Guerrero, Roberto Alvarez Heredia, mete la pata  de manera improvisada e irresponsablemente emitió declaraciones y comunicado de prensa afirmando de que el martes pasado hubo un enfrentamiento al oriente de Chilpancingo, que llevó a la localización de una casa de seguridad, el decomiso de armas largas y vehículos y la detención de cinco personas, quienes “poseían un arsenal”. De acuerdo con Álvarez Heredia, los detenidos serían puestos a disposición de la Fiscalía General del Estado, ya que a pesar de que algunos se dijeron víctimas de secuestro, tenían armas. Tampoco informó que los arrestados hayan sido sometidos a un examen médico para conocer su estados de salud. Aunque fueran delincuentes, tienen derecho a ser atendidos por un médico, además en las condiciones en que estaban era necesario, por lo tanto se les violento sus derechos humanos y el derecho a la salud. Pese a todo ello los detenidos fueron trasladados a las instalaciones de la delegación de la Procuraduría General de la República (PGR) en Chilpancingo, y de acuerdo con información oficial, fueron requeridos ayer jueves en la SEIDO por los señalamientos del gobierno y policías, no obstante, existen graves violaciones al proceso y denuncias de familiares que afirman que los acusados estaban secuestrados. Según familiares de dos de los ahora detenidos, los hombres fueron llevados en un vehículo Mazda blanco, mismo que de acuerdo con reportes de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), trasladó a personas armadas que ese mismo día mataron a dos personas afuera de una cancha de fútbol, en la misma zona de Chilpancingo. También, confirmaron que se realizó la denuncia formal ante la Fiscalía por el delito de secuestro de al menos uno de los detenidos el pasado martes. Comienza  a caerse el montaja,  pues fallaron policías y autoridades en  el procedimiento de ley. Es más las fuentes de la Fiscalía y de la misma Secretaría de Seguridad Pública, reconocieron el fallo que tuvieron las corporaciones policiacas en atender y procesar el hecho del martes 13 cabalístico. Otro error del manejo informativo, pese a que el vo-cero Alvarez Heredia ya había dado a conocer la postura oficial. Sin embargo parecía no ser suficiente la información oficial, pues el miércoles, el cuestionado y repudiado por los mismos uniformados, Pedro Almazán Cervantes, Secretario de Seguridad Pública y una forma grosera tratándose de adjudicarse a toda costa el “acierto”, emitió un comunicado en el cual se lee: “En el interior de la vivienda citada se localizaron y se aseguraron a tres personas del sexo masculino que dijeron pertenecer al ‘Cártel del Sur’ y llamarse: Gerardo, de 55 años de edad, quien portaba un fusil calibre 7.62x39mm, matrícula 3152, con un cargador desabastecido; Agustín, de 48 años, quien portaba un fusil calibre 7.62x39mm, matrícula AL-4306-81, con un cargador abastecido con 17 cartuchos del mismo calibre, y Edwin, de 19 años, quien portaba un fusil calibre 7.62x39mm de fabricación rusa, marca SAIGA, con un cargador abastecido con 30 cartuchos del mismo calibre”. Para empezar, las personas que se encontraban dentro de la casa, presuntamente secuestradas y acusadas por autoridades de ser integrantes de un grupo delictivo, tenían aún partes de sogas en el cuello y manos, e incluso en un video difundido en Internet gritan estar secuestrados desde el domingo y ser maltratados por los agentes estatales. También se aprecia a policías estatales cargando armas de fuego decomisadas sin guantes ni la preservación de la escena, es decir “alteraron todo”. Lo más grave de todo este escenario, puesto que  “Quienes participaron (agentes) no realizaron el Informe Policial Homologado (IPH), ni el Registro de Cadena de Custodia. “Se ve en un video cómo el arma que se le cae a uno de los policías, la sube a la patrulla, y al notar que es grabado, la vuelve a bajar. Ni las armas ni los vehículos tenían por qué ser movidos de la escena, de acuerdo con el procedimiento de ley”. Sobre la actuación de los policías y de la SSP,  se cuestiona con qué fin los agentes trataron de subir a patrullas propias las armas incautadas, y por qué la Secretaría los señala como integrantes del “Cartel de la Sierra”, y de “Los Rojos” cuando los detenidos no han declarado y se encuentran incomunicados, de acuerdo con familiares. Todo esto podría derivar en la liberación de los implicados en los hechos, debido a las graves omisiones de las autoridades de justicia y corporaciones de seguridad en Guerrero. Además se, indica que si hay un requerimiento de la SEIDO y los detenidos no son trasladados, los cinco, entre ellas las dos mujeres que tenían presos a los tres presuntos secuestrados, estarían siendo retenidos en la instancia en la que se encuentran. Ahora el gobierno del estado con el fin de protagonismo y buscando agandallarse el “éxito”, no solo los vincula con parte de la delincuencia, sino  hasta los relaciona con dos grupos  que se tiene enfrentados del  Cártel del Sur y Los Rojos, presuntos secuestrados en Chilpancingo. Todo está alterado tanto que los Policías se trasladaron y visualizaron dos motocicletas conducidas por hombres, llevando cada uno en el asiento trasero a una mujer, quienes al notar la presencia policial abrieron fuego contra los uniformados y se introdujeron a la vivienda, dejando abandonadas los vehículos y las armas. Las autoridades de la Secretaría de Seguridad Pública, hicieron un grotesco montaje, afirmando que al acercarse los policías a la supuesta casa de seguridad, fueron agredidos desde el interior por disparos de arma de fuego y al estar abierta la puerta lograron la detención de dos mujeres que dijeron llamarse Jazmín ‘N’ de 19 años de edad y una menor de 15 años, que intentaban darse a la fuga a bordo de un vehículo marca Mazda que se encontraba en el interior de un domicilio. De acuerdo al boletín de la Secretaría de Seguridad Pública, ambas  habrían manifestado ser integrantes del grupo delictivo “Los Rojos”, mientras que sus acompañantes hombres lograron darse a la fuga por una puerta trasera. En el interior de la vivienda citada se localizaron y se detuvieron a tres hombres que dijeron pertenecer al Cartel del Sur y llamarse: Gerardo “N”, de 55 años de edad, quien portaba un fusil calibre 7.62x39mm, matrícula 3152, con un cargador desabastecido; Agustín “N”, de 48 años, quien portaba un fusil calibre 7.62x39mm, matrícula AL-4306-81, con un cargador abastecido con 17 cartuchos del mismo calibre, y Edwin “N”, de 19 años, quien portaba un fusil calibre 7.62x39mm de fabricación rusa, marca SAIGA, con un cargador abastecido con 30 cartuchos del mismo calibre. Además de las armas de fuego que portaban las personas aseguradas, en el interior de la vivienda se aseguraron otras armas: un fusil Barret, calibre .50 SHTFSO con un cargador abastecido con 6 cartuchos útiles; 140 cartuchos, calibre .50; un fusil calibre 7.62x39mm, modelo MAK-90 Sporter, marca Norinco, matrícula 75846 con un cargador abastecido con 30 cartuchos útiles calibre 7.62x39mm; dos granadas de mano de fragmentación; 484 cartuchos para fusil calibre .223; 59 cartuchos para fusil G3 y 400 cartuchos para fusil calibre 7.62x39mm. Cabe destacar que en una pared del interior de la vivienda se encontraron varios impactos de armas de fuego y cartuchos percutidos calibre 7.62x39mm. Sin ser expertos en ninguna rama de investigación criminal, nuestra conclusión es que las cinco personas estaban secuestradas, no pertenecen a ningún grupo delincuencial, además tampoco le creemos a las autoridades de que estando amarrados de las manos hayan disparado las armas, para ello se les tendrán que hacer diversas pruebas, entre ellas: Prueba de Harrison Gilroy: Esta prueba detecta bario y plomo mediante el Rodizonato de Sodio y también detecta Antimonio mediante el Trifenil-Arsonio, en las manos de quien disparo un arma de fuego. Prueba de Parafina: Esta prueba se basa en hallar restos únicamente de nitritos y nitratos de la pólvora en las manos de quien disparo un arma de fuego, sin distinción de elementos metálicos. Prueba por Activación de Neutrones: Esta prueba consiste en detectar concentración de Antimonio y Bario mediante los núcleos de una muestra puestos en un equipo especial,  aquellos que se vuelvan radioactivos y con ello emitan sus radiaciones únicas. Prueba con Microscopio Electrónico de Barrido: Esta prueba produce imágenes de alta resolución, mediante rayos x, para así observar íntimamente cualquier muestra.Prueba de Rodizonato de Sodio: Esta prueba es la más utilizada en México y se basa en detectar bario y plomo en las manos de quien disparo un arma de fuego mediante el Rodizonato. Además las tienen que someter a las prueba de detección de mentiras y otros trabajos de investigación, para determinar si son víctimas de la delincuencia o son delincuentes. Para que no haya dudas y desenmascarar los montajes que últimamente le da por hacer el gobierno para justificarse ante su incapacidad de respuesta en contra de la delincuencia y garantizar “orden y paz”. El pasado 4 de junio, en Tixtla la Policía Estata, acribilló a sangre fría y en el interior de su casa al abogado y militante de Morena,  Eduardo Catarino Dircio. Ese montaje  se les cayó, ahora la Fiscalía hasta lo fue a desenterrar para hacerle las pruebas de balística y conocer con que arma habría sido privado de la vida. Entonces ya se va haciendo costumbre en el gobierno de Guerrero para hacer montajes y este último no es la excepción, a la distancia de casi cuatro días de los sucesos en Lomas de San Mateo, hoy viernes, los mismos criminales refutan parte de esas mentiras y del montaje que armaron los policías y avalados por el Secretario de Seguridad Pública, en la que afirman que las personas encontradas en la presunta casa de seguridad, son inocentes. Hoy mismo reproducimos su mensaje plasmada en una narcomanta: “A la sociedad en general a los medios de comunicación directamente al Vocero del gobernador Roberto Alvarez Heredia.  Le pedimos a las autoridades competentes investigar a fondo este caso de las cinco personas detenidas el pasado martes 13 de junio y que el vocero el día 14 de junio y informo a su propia manera conveniencia que 3 personas pertenecen al cartel del sur lo cual es totalmente falso ya que estas personas estaban secuestradas por los rojos o jefes y las dos mujeres son los que les daban de comer por eso agan una investigación a fondo mira bien Roberto Alvarez Heredia antes de que abras tu hocico sustenta bien los comunicados a su trabajo y deja de andar adivinando no hagas lo que tu papá zenén Nava dice por que luego se ve que quiere repartir el pastel y tú sabes de quien es el cumpleaños esas tres personas estaban secuestradas no forman parte de nuestras filas son gente inocente esto lo que tus jefes andan haciendo Ya ponte a trabajar deja de andar engañando a los medios de comunicación y a la sociedad si te sientes incompetente Búscate otro trabajo necesitamos autoridades con capacidad determinación y criterio profesional que realize en su trabajo. No doblaremos nuestras banderas ni mucho menos damos marcha atrás a nuestra lucha seguimos firmes no secuestro y no extorsión”. ¿Ahora qué dirá el gobierno estatal de “orden y paz”?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Realice su comentario.

Followers